Las coronas, los puentes y los rellenos podrían pasar a formar parte del pasado

Dencells_celulas-madre-de-la-pulpa-dental

Descubren el mecanismo que posibilita la regeneración dental

Las coronas, los puentes y los rellenos podrían pasar a formar parte del pasado.Actualmente, si un diente permanente se daña, se rompe o sufre cualquier otro tipo de lesión que necesite ser reparada, puede ser reemplazado por prótesis convencionales fijas, removibles o implantes realizados con materiales sintéticos. Todavía no existe la posibilidad de regenerar la propia pieza dental. Pero, ¿y si esto fuese posible? Imaginemos por un momento los beneficios tan importantes que supondría para nosotros esta posibilidad.

Un equipo de investigadores de USA y China ha detectado una cadena de señalización de diversos genes que controlan la regeneración dental en roedores. Este trabajo, además, ha descubierto un nicho funcional donde las células madre dentarias permanecen estables, lo que permite el crecimiento constante de los incisivos. Este modelo genético abre las puertas a la comprensión de los mecanismos internos de la regeneración dental.

Realmente suena muy poco atractivo, sin embargo, la anatomía dental de los ratones puede dar a los investigadores una poderosa visión de cómo regenerar los dientes humanos. Esto podría cambiar el mundo de las restauraciones dentales. Las coronas, los puentes y los rellenos podrían pasar a formar parte del pasado. Y es que, los incisivos de estos pequeños animales no dejan de crecer nunca. Sin embargo, los molares, al igual que la dentadura humana pierden esta capacidad y frenan su desarrollo tras la formación de la corona (parte superior de la muela destacada por ser la más visible).

Teniendo en cuenta estas características un equipo multidisciplinar de la University of Southern California (USC), liderado por el profesor Yang Chain, han estudiado los mecanismos biológicos internos que provocan el crecimiento continuo de los dientes incisivos de ratones. Con la intención de que este modelo biológico dental siente las bases para la futura regeneración dental humana.

Detección de una importante cascada de señalización genética 

Tal y como exponen los autores, recientemente en la revista Developmental Cell, las responsables de la diferencia de crecimiento entre incisivos y molares son dos vías diferentes de señalización. La vía BMP (proteína morfogénica del hueso con capacidad para inducir la formación de hueso nuevo) y la vía SHH (proteína de la familia hedgehog que interviene en la regulación de la formación de órganos). Ambas trabajan juntas para controlar el destino de las células madre epiteliales que darán lugar a los molares y a los incisivos de ratones y su crecimiento controlado.

Los trabajos existentes han permitido realizar grandes avances en odontología. Estos estudios han empleado células madre de diversos tejidos dentales (dentina, extracto de pulpa dental de diversos dientes, extractos de ligamentos periodontales, entre otros) para obtener estructuras dentales. Los resultados han sido espectaculares y se han llegado a obtener dichos tejidos in vitro.

El gran problema que se plantea la comunidad científica es que la regeneración es un proceso de formación que no está controlado en su totalidad, ¿cómo hacer que crezcan en una dirección determinada?, ¿cómo indicar que tamaño deben de tener?

Seguro que tendremos la respuesta a todas estas preguntas antes de lo que nos imaginamos.

Anuncios

Células madre mesenquimales frente al rechazo de un trasplante de médula

El Grupo Español de Trasplante Hematopoyético concede el premio a la mejor publicación internacional a esta unidad, que ha dirigido un ensayo clínico en el que han participado 25 pacientes.

celulas-madre-mesenquimales
La Unidad de Hematología de los Hospitales Universitarios Virgen Macarena y Virgen del Rocío ha demostrado en un ensayo clínico que la infusión de células madre mesenquimales (un tipo de células madre que se puede obtener, entre otros, de la pulpa de los dientes) es eficaz en el tratamiento del ‘rechazo’ de un trasplante de médula. Este trabajo ha recibido el premio a la mejor comunicación internacional del Grupo Español de Trasplante Hematopoyético y Terapia Celular (GETH).

En concreto, los hematólogos han coordinado un ensayo clínico en el que han participado hospitales de Salamanca, Pamplona y Barcelona. En total, 25 pacientes españoles con diversas hemopatías malignas como leucemias, mielomas o linfomas, que habían recibido un trasplante de progenitores hematopoyéticos (comúnmente llamado trasplante de médula), han participado en esta iniciativa.

Los resultados son muy prometedores, según José Antonio Pérez Simón, director de la Unidad de Hematología de los hospitales hispalenses, dado que las células madre mesenquimales tienen un potente efecto inmunomodulador. O dicho de otro modo, son capaces de bloquear la respuesta inmune de los linfocitos, responsables de la enfermedad injerto contra huésped (comúnmente llamada rechazo), tras un trasplante.

Esta respuesta positiva se ha observado en más del 60% de los pacientes estudiados, un porcentaje elevado, según el profesor Pérez Simón. En este sentido, la infusión de células mesenquimales supone una alternativa terapéutica para las personas que no responden a los corticoides, que suelen ser los fármacos que se prescriben como primera línea de tratamiento.

El trabajo premiado está firmado por 16 hematólogos de los diferentes centros involucrados. La Unidad de trasplante de la UGC de Hematología de los Hospitales Universitarios Virgen Macarena y Virgen del Rocío realizó el año 2014 un total de 137 trasplantes, de ellos 63 trasplantes alogénicos, siendo una de las más activas a nivel nacional.

En España, desde Dencells, primer Banco español especializado en Pulpa Dental para la obtención de Células Madre Dentales, que son de tipo mesenquimal, resaltan su futuro potencial terapéutico.
Fuente: http://www.sevillaactualidad.com

Científicos de Harvard reproducen dientes nuevos a partir de células madre

Un equipo de científicos liderado por la Universidad de Harvard ha logrado demostrar que la luz de baja intensidad puede utilizarse para incentivar a las células madre del organismo a regenerar tejidos. La investigación fue liderada por el Dr. David Mooney, miembro del Instituto Wyss para la Ingeniería Biológicamente Inspirada.Fuente: Universia

El estudio, publicado en la Science Trasnational Medicine, provee una base para una serie mayor de aplicaciones clínicas en la ortodoncia regenerativa y restaurativa, como sería la curación de heridas, la regeneración de huesos y mucho más. Lo que significa que el almacenamiento de células madre constituye una vía muy interesante para conseguir tratar enfermedades en el futuro. En nuestro país, Dencells es el primer servicio especializado en la conservación de Pulpa Dental y Células Madre Dentales, y se lleva a cabo en un moderno y equipado Laboratorio con Sala Blanca  altamente cualificado, que puede informar a quien lo desee del proceso completo.

 

Pero, ¿en qué consistió la investigación de la Universidad de Harvard?

Los científicos utilizaron un láser de baja intensidad para desencadenar las células madres dentales humanas y formar dentina, el tejido duro similar al de los huesos que compone la mayor parte del diente. Además, lograron precisar la molécula que participa del proceso y demostraron su habilidad a través de diferentes modelos animales.

Diversas moléculas biológicamente activas, como las proteínas reguladoras, pueden activar las células madre para diferenciar tipos de células. La regeneración actual requiere que los científicos aíslen células madre del cuerpo, las manipulen en un laboratorio y las devuelvan al cuerpo, y esto necesita tiempo, dinero y demasiado esfuerzo.

Sin embargo, en el caso de Mooney, la investigación pretende evitar tener que sacar las células del cuerpo, ahorrando mucho trabajo a los científicos. El proceso no introduce nada nuevo al organismo, y los láseres ya se utilizan actualmente en la medicina y la odontología, por lo que los riesgos son leves, sostiene Mooney.

Pruebas con éxito en ratones

Para corroborar la teoría, el equipo recurrió al dentista Praveen Arany de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, quien taladró pequeños agujeros en los molares de ratones y trató la pulpa que contiene las células madre adultas con láseres de poca intensidad.

Aplicó una capa temporal y mantuvo a los animales confortables y sanos, y después de 12 semanas, los rayos X de alta resolución confirmaron que el tratamiento de láser incentivó la formación de dentina.

Más adelante realizaron un estudio para determinar el mecanismo molecular exacto responsable de los efectos regenerativos en el tratamiento láser, y descubrieron que la proteína regulatoria ubicua conocida como TGF-β1 es clave en el incentivo a las células para que produzcan dentina.

 

Fuente: Universia España