“¡Estás haciendo historia! Esto es más impresionante que el primer paso en la Luna.”

Tras una terapia pionera a base de un trasplante de células madre, un hombre con parálisis vuelve a caminar. No es ciencia ficción, es la vida real y para que el público pueda ser partícipe de este gran avance, la BBC a través de su programa Panorama, ha vivido y retransmitido desde dentro este paso de gigante que ha devuelto la esperanza a miles de pacientes con parálisis.

Darek Fidyka vuelve a caminar por su propio pie cuatro años después de haber sufrido una puñalada por la espalda que cortó en dos su médula espinal. El mismo declaraba que “es una sensación increíble, como volver a nacer”.

La clave para su recuperación ha estado en su nariz, concretamente en las células de la glía envolvente olfatoria (CGEO) que forman parte del sentido del olfato y tienen una gran capacidad regenerativa. Fue necesaria una primera operación para extraer el bulbo olfatorio del paciente, para más tarde implantarle las células cultivadas por encima y debajo de la lesión medular y una tercera intervención para extraerle tejido nervioso del tobillo que le fue trasplantado junto a la médula para desempeñar la función de andamio mientras se producía la renovación celular. Tres meses después, y siguiendo la misma rehabilitación que hasta entonces no había surtido efecto, el paciente notó cómo los músculos de la pierna izquierda empezaron a desarrollarse.

A los seis meses, Fidyka estaba dando ya sus primeros pasos en unas barras paralelas y al cabo de dos años es capaz de conducir su coche y llegar por su propio pie hasta el centro de rehabilitación del hospital, con la ayuda de un andador.

El doctor Geoffrey Raisman, al frente del Instituto de Neurología del University College de London y el neurocirujano polaco Pawel Tabakov son los artífices de este milagro, que esperemos siga avanzando y mantenga la esperanza de volver a caminar a millones de pacientes con parálisis que están esperando para dar “un paso adelante”.

Fuente: El Mundo.