La regeneración dental, cada vez más cerca

dientes_bebes_dencells

Últimamente se ha hablado mucho de regeneración dental gracias a la difusión de diferentes artículos con los resultados de las últimas investigaciones. Todos estos estudios han tratado de dar solución a la regeneración dental, persiguiendo un objetivo común, la obtención de dientes originales.

Se sabe que es posible hacer crecer un diente a partir de células madre dentales, pero, existen una serie de incógnitas que todavía no han permitido cerrar el proceso y hacer que la regeneración dental se convierta en una realidad.

La investigación se inicia con el conocimiento que hay sobre la dentadura de los ratones. A pesar de iniciarse con un proceso de desarrollo similar, los incisivos crecen continuamente mientras que los molares no. ¿Qué mecanismos se suceden para que dientes de un mismo animal tengan un comportamiento tan diferente? Esta es la extraordinaria aportación que hace el equipo multidisciplinar de la University of Southern California (USC), liderado por el profesor Yang Chain, que da a conocer los mecanismos internos que hacen funcionar y controlar a las células madre responsables de la formación de dientes.

Para ello, comparan las células madre que darán lugar a los incisivos con las que darán lugar a los molares, que al igual que sucede en humanos, frenan su desarrollo después de la formación de la corona. Los resultados que obtuvieron les permitieron determinar que la red de señalización existente en el proceso de formación dental, constituida por genes y proteínas (BMP-Smad4-SHH-Gli1), son las que indican el destino de las células madre que darán lugar a molares y a incisivos de ratones.

Descubrimiento de un microambiente funcional

La red BMP-SHH lo que hace es proporcionar, digamos, un microambiente funcional donde las células madre se mantienen y el diente puede seguir creciendo. Este nicho o microambiente es el que aporta a las células madre las señales adecuadas que les permiten regular su funcionamiento y mantenimiento.

Este mecanismo es temporal en el caso de los molares, mientras que desempeña un papel muy importante en el continuo crecimiento de los incisivos, según han afirmado Yang Chain y colaboradores. Por lo que este hallazgo, podría emplearse para reactivar las células madre de los molares y de esta manera se conseguiría hacer crecer de nuevo parte de la raíz dental.

La clave está en saber cómo llevar a cabo esta reactivación a través de la manipulación de las distintas vías de regulación de células madre, según declara el profesor Chain en una entrevista realizada para la USC.

Todo este nuevo conocimiento acerca del funcionamiento y mecanismos de la cascada de regulación que afecta a la formación de la dentadura de ratones, podría ser empleado en un futuro, como modelo para su aplicación en la dentadura humana. Por tanto, sienta las bases moleculares que podrían ser empleadas como una estrategia para la regeneración dental en humanos.

Se abre una nueva línea de investigación que permite que la regeneración dental esté cada vez más cerca y al alcance de todos.

Otras soluciones adicionales

La medicina y la odontología, han ido desarrollando una gran cantidad de investigaciones orientadas a la regeneración, reparación o reemplazo de órganos y tejidos que se han visto lesionados o dañados por diversas fatalidades.

Así, la pérdida de algún diente puede ser la causa de la manifestación de alguna patología como caries, fracturas o incluso alteraciones genéticas. Enfermedades como la diabetes, cáncer, VIH y algunos trastornos alimenticios pueden provocar problemas de salud bucal.

Por otro lado, a medida que envejecemos la salud de nuestros dientes es más frágil por lo que se vuelven piezas más vulnerables a infecciones y al desgaste, entre otras lesiones. Todas estas situaciones que nos pueden provocar la pérdida de algún diente, no suele ser algo crítico, sin embargo, sí pueden relacionar aspectos estéticos, psicológicos y/o médicos con un empeoramiento de nuestra calidad de vida, añadido ya al problema que presentamos.

Los avances que se están consiguiendo a este nivel son espectaculares y la utilización de células madre para conseguir la regeneración dental se está convirtiendo en una realidad. Así, la investigación que nos ocupa tiene importantes implicaciones para la comprensión de los mecanismos de regulación de mantenimiento de células madre epiteliales y aporta enfoques moleculares novedosos para la regeneración de dientes.

Anuncios

Crean un minicorazón que late por sí mismo

Minicorazon creado a partir de celulas madre

Un equipo de la Universidad de California en Berkeley ha utilizado una combinación de métodos bioquímicos (genes, moléculas) y biofísicos (formas, tensiones mecánicas) para convertir las células madre derivadas de un paciente en un minicorazón que se autoensambla, forma sus cámaras y empieza a latir espontánea y coordinadamente.

El corazón es muy similar al que se forma en el feto. Como las células madre de partida están derivadas del propio paciente, el corazón es genéticamente idéntico al paciente en cuestión. Los investigadores Kevin Healy, Bruce Conklin y equipo, esperan que el minicorazón sirva para estudiar las fases tempranas del desarrollo del corazón, tanto en condiciones normales como patológicas. Y sobre todo, poder probar un sinfín de fármacos para evaluar sus efectos sobre el desarrollo cardiaco.

Los científicos de Berkeley han utilizado señales químicas para estimular las células madre a diferenciarse como tejido cardiaco, y también les han impuesto guías y restricciones mecánicas, como barreras circulares que no pueden sobrepasar y que les impone ciertas geometrías y tensiones que emulan las del desarrollo del embrión. En el periodo de dos semanas, las células se autoorganizan según su posición en el círculo al que han sido restringidas. Las células periféricas experimentan una mayor tensión mecánica, y como consecuencia empiezan a diferenciarse como fibroblastos, las células que forman el tejido conectivo y producen colágeno. Las células del centro, que experimentan poca tensión mecánica, se diferencian como cardiomiocitos, es decir, células del músculo cardiaco.

Como las células madre de partida están derivadas del propio paciente, el corazón es genéticamente idéntico al paciente en cuestión. Estas células madre pueden encontrarse en múltiples partes del cuerpo, como por ejemplo en la pulpa dental. La pulpa de los dientes constituye una fuente de células madre dentales, que poseen potencial para tratar patologías o lesiones sin rechazo alguno. Son células madre de tipo mesenquimal, con capacidad de multiplicarse, diferenciarse y especializarse. Estas cualidades inigualables les permiten regenerar piel, huesos, cartílagos, músculos, nervios y otros tejidos que se hayan podido dañar por diferentes enfermedades.

En España, Dencells es el primer servicio especializado en la conservación de Células Madre Dentales. Estas células se pueden obtener de la pulpa dental de los dientes de leche y de los dientes permanentes, para permitir su futuro uso autólogo eventual en terapia celular y medicina regenerativa.

Dencells ofrece un servicio integral que va desde el transporte y procesado hasta la criopreservación y almacenamiento de  las células madre dentales. Su compromiso va más allá, ofreciendo una asistencia excelente que permite conservar las células madre ahora en las mejores condiciones para poder acceder en el futuro a las terapias regenerativas más efectivas con la máxima seguridad, garantía y calidad.

Fuente: El País.

Las coronas, los puentes y los rellenos podrían pasar a formar parte del pasado

Dencells_celulas-madre-de-la-pulpa-dental

Descubren el mecanismo que posibilita la regeneración dental

Las coronas, los puentes y los rellenos podrían pasar a formar parte del pasado.Actualmente, si un diente permanente se daña, se rompe o sufre cualquier otro tipo de lesión que necesite ser reparada, puede ser reemplazado por prótesis convencionales fijas, removibles o implantes realizados con materiales sintéticos. Todavía no existe la posibilidad de regenerar la propia pieza dental. Pero, ¿y si esto fuese posible? Imaginemos por un momento los beneficios tan importantes que supondría para nosotros esta posibilidad.

Un equipo de investigadores de USA y China ha detectado una cadena de señalización de diversos genes que controlan la regeneración dental en roedores. Este trabajo, además, ha descubierto un nicho funcional donde las células madre dentarias permanecen estables, lo que permite el crecimiento constante de los incisivos. Este modelo genético abre las puertas a la comprensión de los mecanismos internos de la regeneración dental.

Realmente suena muy poco atractivo, sin embargo, la anatomía dental de los ratones puede dar a los investigadores una poderosa visión de cómo regenerar los dientes humanos. Esto podría cambiar el mundo de las restauraciones dentales. Las coronas, los puentes y los rellenos podrían pasar a formar parte del pasado. Y es que, los incisivos de estos pequeños animales no dejan de crecer nunca. Sin embargo, los molares, al igual que la dentadura humana pierden esta capacidad y frenan su desarrollo tras la formación de la corona (parte superior de la muela destacada por ser la más visible).

Teniendo en cuenta estas características un equipo multidisciplinar de la University of Southern California (USC), liderado por el profesor Yang Chain, han estudiado los mecanismos biológicos internos que provocan el crecimiento continuo de los dientes incisivos de ratones. Con la intención de que este modelo biológico dental siente las bases para la futura regeneración dental humana.

Detección de una importante cascada de señalización genética 

Tal y como exponen los autores, recientemente en la revista Developmental Cell, las responsables de la diferencia de crecimiento entre incisivos y molares son dos vías diferentes de señalización. La vía BMP (proteína morfogénica del hueso con capacidad para inducir la formación de hueso nuevo) y la vía SHH (proteína de la familia hedgehog que interviene en la regulación de la formación de órganos). Ambas trabajan juntas para controlar el destino de las células madre epiteliales que darán lugar a los molares y a los incisivos de ratones y su crecimiento controlado.

Los trabajos existentes han permitido realizar grandes avances en odontología. Estos estudios han empleado células madre de diversos tejidos dentales (dentina, extracto de pulpa dental de diversos dientes, extractos de ligamentos periodontales, entre otros) para obtener estructuras dentales. Los resultados han sido espectaculares y se han llegado a obtener dichos tejidos in vitro.

El gran problema que se plantea la comunidad científica es que la regeneración es un proceso de formación que no está controlado en su totalidad, ¿cómo hacer que crezcan en una dirección determinada?, ¿cómo indicar que tamaño deben de tener?

Seguro que tendremos la respuesta a todas estas preguntas antes de lo que nos imaginamos.

Logran regenerar músculo a partir de células madre de la pulpa dental

Celulas_madre_dentales_regeneran_musculo

Investigadores de la Universidad Internacional de Cataluña (UIC) y de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) han conseguido regenerar músculo liso a partir de células madre pluripotentes obtenidas de la pulpa dental, llamadas DPPSC y patentadas por la UIC.

Los investigadores del Regenerative Medicine Research Institute de la UIC y de la universidad belga han logrado diferenciar células madre pluripotentes obtenidas a partir de la pulpa dental hasta células del músculo liso y han estudiado su funcionalidad en el laboratorio y en ratones.

El músculo liso se encuentra en las paredes de los vasos sanguíneos y linfáticos, tractos digestivo y respiratorio, vejiga, útero, folículos pilosos de la piel y el músculo ciliar y el iris del ojo. Este tipo de músculos se encarga de los movimientos involuntarios del cuerpo, como los que ayudan a hacer circular el alimento a través del tracto digestivo, la sangre a través vasos sanguíneos o el aire a través de los bronquios.

Las alteraciones en las funciones normales de las células del músculo liso, especialmente las de los vasos sanguíneos, influyen en un gran número de enfermedades, tales como la aterosclerosis, la hipertensión o el aneurisma. Los investigadores señalan que “es necesario un mejor conocimiento de estas células para poder encontrar una cura para estas enfermedades” y que “las células madre adultas de la pulpa dental pueden ser una fuente celular muy importante para tratar muchas enfermedades musculares.

Estas células se pueden obtener de la pulpa dental de los dientes deciduos o “de leche”, de dientes que se extraen por indicación del profesional en tratamientos de ortodoncia, de dientes supernumerarios o incluidos, y de los terceros molares o “muelas del juicio” que deban ser extraídos.

Dencells es el primer servicio en España especializado en la conservación de Pulpa Dental y Células Madre Dentales. Dencells ofrece a sus clientes, los últimos avances científicos relacionados con las células madre dentales para permitir su futuro uso autólogo eventual en terapia celular y medicina regenerativa personalizada.

Dencells ofrece un servicio integral que va desde el transporte y procesado hasta la criopreservación y almacenamiento de células madre dentales. Su compromiso va más allá, ofreciendo una asistencia excelente que permite conservar las células madre ahora en las mejores condiciones para poder acceder en el futuro a las terapias regenerativas más efectivas con la máxima seguridad, garantía y calidad.

Fuente: EFE Futuro.

Células madre para reparar lesiones cerebrales

Neuronas a partir de celulas madre

Un experimento, desarrollado en ratones y dirigido por una española, ha permitido la conexión de neuronas trasplantadas en el cerebro adulto. 

Un grupo de científicos de la Universidad Libre de Bruselas ha logrado reparar por primera vez una lesión del córtex cerebral mediante el implante de neuronas generadas a partir de células madre. Uno de los responsables de la investigación, publicada en la revista Neuron, es la española Sandra Acosta Verdugo (Barcelona, 1981). “En el experimento, desarrollado en ratones, las neuronas trasplantadas se han integrado en el 100% de los casos, con lo que se ha logrado la curación de lesiones del córtex cerebral”, explica Acosta. Este trabajo abre la puerta, a largo plazo, a terapias que podrían aplicarse en humanos para tratar lesiones cerebrales producidas por ictus, hematomas cerebrales o traumatismos.

La científica española explica que los investigadores han seguido el estado de los ratones durante más de doce meses y, en todos los casos, “seguían en perfecto estado, y ninguno de los que alcanzaron esta edad desarrolló un proceso tumoral”, una de las consecuencias negativas inherentes a las terapias celulares.

El córtex es una parte del cerebro que sólo poseen los mamíferos, por eso resulta tan interesante para los biólogos de desarrollo como Acosta Verdugo. La investigadora de Barcelona es bióloga de formación y ha centrado su trayectoria en el estudio del desarrollo del sistema nervioso y las enfermedades asociadas al desarrollo del cerebro, como autismo o cáncer infantil.

“Muchas lesiones neurológicas están relacionadas con daños en el córtex cerebral, como los ictus, la epilepsia, hematomas cerebrales o ciertos procesos neurodegenerativos”, explica.

“A pesar de su plasticidad, el córtex cerebral adulto tiene una capacidad para autorrepararse muy pobre”, señala el artículo de Neuron. Esto supone una barrera clave ante la posibilidad de tratar dicho tipo de lesiones mediante terapias celulares basadas en el autotrasplante de neuronas extraídas del propio paciente.

“No tendría sentido quitarle neuronas a un paciente y luego tratarlas para implantarlas de nuevo porque las neuronas que se extraigan el córtex se habrán perdido para siempre, el córtex del paciente no puede regenerarlas por sí mismo”, indica Acosta.

Esta es una de las dificultades de trabajar con neuronas, unas células muy diferentes al resto. Esta limitación dirigió la mirada de este grupo de científicos de la Universidad Libre de Bruselas hacia el uso de células madre inducidas (conocidas en inglés como iPSC) como la única alternativa que podía sortear este problema.

El hallazgo de las células inducidas en 2006 ha sido un paso de gigante que ha abierto enormes puertas a las posibilidades de las terapias celulares. Fue el japonés Yamanaka quien las descubrió ese año y sólo seis años después, en 2012, fue galardonado por ello con el Premio Nobel de Medicina. La primera investigación en humanos con estas células llegó un año después, en agosto de 2013.

El punto fuerte de las células iPSC es que se obtienen a partir de células madre adultas del propio paciente. Lo que halló Yamanaka fue un modo para que dichas células madre adultas se autotransformaran en células madre pluripotentes (el equivalente a las células madre embrionarias), que tienen la característica de que pueden convertirse en una célula de cualquier organismo del cuerpo. En esta investigación, en neuronas.

 

Células madre dentales, una esperanza de vida para los pacientes con cirrosis hepática

celulasmesenquimalescontracirrosishepatica

Todos los 19 de mayo se celebra el Día Mundial de la Hepatitis tipo C, con el objetivo de concienciar a la población en general sobre esta enfermedad. Se debe recordar que esta afección generalmente no presenta síntomas y se transmite cuando se produce un contacto entre sangre sana con sangre infectada por el virus C. La palabra “hepatitis” significa, simplemente, inflamación del hígado, sin apuntar a ninguna causa específica. Si no es tratada como corresponde puede derivar en consecuencias de gran perjuicio sobre la salud como cáncer de hígado o cirrosis.

La cirrosis hepática representa la etapa final de todas las enfermedades crónicas progresivas del hígado. En esta, la estructura normal del hígado es sustituida por nódulos fibrosos de cicatrización lo que sin duda afecta con mayor o menor grado su función. Las hepatitis crónicas tipo “B” y “C” son las causas más importantes como generadoras de esta enfermedad a nivel mundial.

Es importante mencionar que la cirrosis predispone al desarrollo de un cáncer hepático (hepatocarcinoma). En el pasado, este estado de fibrosis hepática se consideraba irreversible y el único planteamiento de curación que se proponía a estos pacientes, era el trasplante hepático.
En los últimos años se ha propuesto la terapia celular como alternativa al trasplante hepático, teniendo como objetivo la regeneración, reparación y restitución de la función celular hepática. Dentro de los protocolos de investigación con células madre se encuentran los experimentos en ratas, a quienes se les provocó cirrosis, éstas recuperaron su estructura y función hepática mediante esta terapia celular.

La aplicación directa de células madre a hígados de pacientes cirróticos seleccionados, ha demostrado una gran mejoría en sus parámetros bioquímicos y condiciones físicas generales y lo más sorprendente, una disminución en los porcentajes de la fibrosis hepática. El trasplante de hígado, más allá de buscar una cura para los pacientes con cirrosis hepática, en la mayoría de los casos puede ser no exitoso. Hoy tenemos la oportunidad de almacenar las células madre dentales para que en un futuro puedan ser utilizadas en caso de presentar complicaciones.

En el interior de nuestros dientes se encuentra la pulpa dental, la cual es una fuente abundante de células madre mesenquimales, dichas células tienen la función de regenerar cualquier tipo de órgano y tejido de nuestro cuerpo.

Dencells es el primer servicio en España especializado en la conservación de Pulpa Dental y Células Madre Dentales, y se lleva a cabo en un moderno y equipado Laboratorio con Sala Blanca,  para poner a tu servicio los últimos avances científicos relacionados con las células madre, la terapia celular y la medicina regenerativa personalizada. Dichas células se pueden obtener de la pulpa dental de los dientes de leche, de dientes que se extraen por indicación del profesional en tratamientos de ortodoncia, de dientes supernumerarios o incluidos, y de los terceros molares o “muelas del juicio” que deban ser extraídos.

Por lo tanto, aprovechar la oportunidad de conservar este material biológico facilitará al paciente el acceso a la medicina del futuro sin necesidad de procedimientos quirúrgicos.

‘Mini-riñones’ de laboratorio

MiniRinones_celulasmadre Núria Montserrat es una de las candidatas que ha conseguido la prestigiosa subvención Starting Grant del ERC, Consejo Europeo de Investigación,  gracias a su proyecto para investigar la regeneración del riñón a través de la investigación con células madre. La ayuda europea dotada con un millón y medio de euros le permitirá montar un laboratorio durante cinco años en el Instituto de Bioingenieria de Cataluña (IBEC) con un equipo formado por entre tres y seis personas. La creación de mini-riñones fue uno de los temas del año de la revista Science. Lo que quiere conseguir Núria Montserrat es la culminación a su trabajo hecho entre el 2008 y el 2013 en el Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona (CMRB) con el equipo liderado por el doctor Juan Carlos Izpisúa, una referencia mundial en la investigación con células madre que actualmente trabaja en el Salk Institute de California. Mientras estuvo al frente del CMRB estudiaron a fondo tratamientos para enfermedades como el párkinson y anunciaron hace un año y medio la creación de miniriñones en tres dimensiones a partir de células madre humanas obtenidas de la piel de pacientes mezcladas con embriones de ratón. Fue un gran boom mediático, llegando a ser considerado uno de los diez temas destacados del año por la revista Science. A Núria Montserrat se le iluminan los ojos cuando habla de aquella época y de todos los avances que hicieron en el campo de la biomedicina ya que hasta aquel momento no se había conseguido establecer ningún protocolo con células del riñón en cultivo. «La evolución nos ha hecho ganar complejidad y perder capacidad regenerativa», dice Montserrat, apuntando la clave de la investigación en el campo de la medicina regenerativa en el pez cebra y posteriormente en los ratones de laboratorio recién nacidos, con los que se consiguió regenerar un corazón. «Hay que entender las moléculas implicadas en el proceso, identificar los mecanismos en mamíferos y mirar si se pueden aplicar para tratar un fallo renal», explica Núria Montserrat tratando de hacer comprensible y fácil algo que no lo es. Su trabajo puede conseguir la cura de dos enfermedades genéticas de riñón En base a todo aquello, y ahora ya en solitario, quiere dar un paso más allá en la manera de generar células y recursos moleculares con potencial clínico para el tratamiento de las enfermedades genéticas del riñón. «En el CMRB aprendí el funcionamiento, ahora el objetivo es desarrollar herramientas para regenerar el riñón aprovechando el potencial de las células madre», apunta Núria Montserrat. Trabajará en dos vías, la medicina regenerativa con una aplicación más celular y otra que pase por los medicamentos. En el laboratorio creará miniriñones tridimensionales y con ellos espera hacer infinidad de pruebas para tratar de encontrar los fármacos que permitan encontrar la cura a dos grandes enfermedades genéticas del riñón: la poliquistosis renal y el síndrome nefrótico congénito. Actualmente, ambas enfermedades requieren un trasplante de riñón. Montserrat destaca que este campo avanza a pasos agigantados en los últimos años y remarca que «gracias a los miniórganos -también llamados organoides- se pueden hacer muchas pruebas que hasta ahora eran impensables». Pese a que el proyecto se centra en el riñón, Montserrat reconoce que «hablamos del riñón, pero se puede trabajar basándose en el mismo sistema en tratamientos para el corazón, el páncreas…». La tecnología es la misma y cuando se avanza en el tratamiento de un órgano, muchos aspectos se pueden aprovechar para otros. Núria Montserrat tiene cinco años por delante para abrir camino en la regeneración del riñón, el tratamiento de sus enfermedades genéticas y quién sabe si algo más. Fuente: elmundo.es

Las células madre mesenquimales, aptas para restaurar hueso y cartílago

celulasmadredentales-cmd

La importancia de las células madre mesenquimales hoy en día está in crescendo. Las posibilidades de extracción, las oportunidades de conseguirlas sin sufrir una intervención quirúrgica y las satisfactorias líneas de investigación por las que se desarrollan los tratamientos se convierten en factores decisivos para interesarse por este recurso biológico del que todos disponemos.

El hueso y el cartílago pueden reconstruirse a partir de células madre mesenquimales. Dencells es el primer servicio en España especializado en la conservación de Pulpa Dental y Células Madre Dentales, y se lleva a cabo en un moderno y equipado Laboratorio con Sala Blanca,  para poner a tu servicio los últimos avances científicos relacionados con las células madre, la terapia celular y la medicina regenerativa personalizada.

El año pasado, el Centro Médico Teknon de Barcelona desarrolló hueso, cartílago y disco vertebral. El doctor Lluís Orozco, junto al doctor Robert Soler, se proponen solucionar la artrosis mediante células madre, un objetivo ambicioso que persiguen otros centros como el Hospital Quirón, la Clínica Universitaria de Navarra, el Hospital Clínico Universitario de Salamanca y el Hospital Vall d´Hebron, entre otros.

Supone un reto de gran relevancia en medicina, por ello las investigaciones son cada vez más numerosas e intensas.

Conservar las células madre dentales 

El extraordinario avance de la ciencia en la investigación para tratamientos con células madre dentales presagia un futuro próximo prometedor en medicina regenerativa y terapia celular a partir de esta fuente natural de vida.

Los dientes son un bien con el que provee la naturaleza a toda persona, y el sólo hecho de guardar las células madre de la pulpa dental que contienen significa invertir en la oportunidad de un futuro más saludable. No existen procedimientos invasivos ni punciones medulares.

Pero, ¿de dónde extraerlas?:

  • De dientes de leche: todos los dientes de leche sanos son una fuente abundante de células madre dentales.
  • De dientes permanentes o de adultos: los dientes definitivos y las muelas del juicio también contienen multitud de células madre dentales que se pueden cultivar y preservar.

La calidad del material que se obtiene de los dientes de leche y de los permanentes tiene el mismo potencial, mientras se trate de un diente sano, o sin empastes o caries que afecten a la pulpa. Por lo tanto, aprovechar la oportunidad de conservar este material biológico facilitará al paciente el acceso a la medicina del futuro sin necesidad de procedimientos quirúrgicos.  

La gran ventaja de las células madre dentales es que cuentan con el 100% de compatibilidad con el paciente donante.

 

Fuente: Dencells.com

Nuestro banco de tejido natural es una excelente dentadura

 

 

Sonrisa Dencells

Las células madre dentales se han convertido en protagonistas de una de las sesiones científicas de la Real Academia Nacional de Medicina (RANM), a cargo del catedrático de Histología de la Universidad de Granada y académico de número de la RANM, Don Antonio Campos Muñoz, quien afirmaba que  “la pulpa de los dientes es un importante banco natural de células madre”.

Durante esta sesión, titulada “Células madre de la pulpa dental. Potencialidad y aplicaciones terapéuticas”, el profesor afirmaba que “estas células tienen una alta accesibilidad durante nuestra vida”. “La sabia naturaleza ha puesto esta fuente de células madre en un espacio muy bien protegido,  los dientes”.

Dencells es el primer servicio en España especializado en la conservación de Pulpa Dental y Células Madre Dentales, y se lleva a cabo en un moderno y equipado Laboratorio con Sala Blanca.

Dencells pone al servicio de sus clientes, los últimos avances científicos relacionados con las células madre dentales para permitir su futuro uso autólogo eventual en terapia celular y medicina regenerativa personalizada. Estas células se pueden obtener de la pulpa dental de los dientes deciduos o “de leche”, de dientes que se extraen por indicación del profesional en tratamientos de ortodoncia, de dientes supernumerarios o incluidos, y de los terceros molares o “muelas del juicio” que deban ser extraídos.

En este sentido, cabe resaltar las palabras del profesor Campos: “las células madre de la pulpa dental son más inmaduras y versátiles, tienen una mayor viabilidad” y “tienen la capacidad de desencadenar menos reacciones inmunológicas adversas” que las células madre que provienen de otras fuentes.

Dencells ofrece un servicio integral que va desde el transporte y procesado hasta la criopreservación y almacenamiento de células madre dentales. Su compromiso va más allá, ofreciendo una asistencia excelente que permite conservar las células madre ahora en las mejores condiciones para poder acceder en el futuro a las terapias regenerativas más efectivas con la máxima seguridad, garantía y calidad, porque como bien afirma el profesor Campos, “la viabilidad de las células madre es uno de los puntos clave de la terapia celular y tisular”.

“Nuestro banco de tejido natural es una excelente dentadura” concluye el profesor Campos.