Las coronas, los puentes y los rellenos podrían pasar a formar parte del pasado

Dencells_celulas-madre-de-la-pulpa-dental

Descubren el mecanismo que posibilita la regeneración dental

Las coronas, los puentes y los rellenos podrían pasar a formar parte del pasado.Actualmente, si un diente permanente se daña, se rompe o sufre cualquier otro tipo de lesión que necesite ser reparada, puede ser reemplazado por prótesis convencionales fijas, removibles o implantes realizados con materiales sintéticos. Todavía no existe la posibilidad de regenerar la propia pieza dental. Pero, ¿y si esto fuese posible? Imaginemos por un momento los beneficios tan importantes que supondría para nosotros esta posibilidad.

Un equipo de investigadores de USA y China ha detectado una cadena de señalización de diversos genes que controlan la regeneración dental en roedores. Este trabajo, además, ha descubierto un nicho funcional donde las células madre dentarias permanecen estables, lo que permite el crecimiento constante de los incisivos. Este modelo genético abre las puertas a la comprensión de los mecanismos internos de la regeneración dental.

Realmente suena muy poco atractivo, sin embargo, la anatomía dental de los ratones puede dar a los investigadores una poderosa visión de cómo regenerar los dientes humanos. Esto podría cambiar el mundo de las restauraciones dentales. Las coronas, los puentes y los rellenos podrían pasar a formar parte del pasado. Y es que, los incisivos de estos pequeños animales no dejan de crecer nunca. Sin embargo, los molares, al igual que la dentadura humana pierden esta capacidad y frenan su desarrollo tras la formación de la corona (parte superior de la muela destacada por ser la más visible).

Teniendo en cuenta estas características un equipo multidisciplinar de la University of Southern California (USC), liderado por el profesor Yang Chain, han estudiado los mecanismos biológicos internos que provocan el crecimiento continuo de los dientes incisivos de ratones. Con la intención de que este modelo biológico dental siente las bases para la futura regeneración dental humana.

Detección de una importante cascada de señalización genética 

Tal y como exponen los autores, recientemente en la revista Developmental Cell, las responsables de la diferencia de crecimiento entre incisivos y molares son dos vías diferentes de señalización. La vía BMP (proteína morfogénica del hueso con capacidad para inducir la formación de hueso nuevo) y la vía SHH (proteína de la familia hedgehog que interviene en la regulación de la formación de órganos). Ambas trabajan juntas para controlar el destino de las células madre epiteliales que darán lugar a los molares y a los incisivos de ratones y su crecimiento controlado.

Los trabajos existentes han permitido realizar grandes avances en odontología. Estos estudios han empleado células madre de diversos tejidos dentales (dentina, extracto de pulpa dental de diversos dientes, extractos de ligamentos periodontales, entre otros) para obtener estructuras dentales. Los resultados han sido espectaculares y se han llegado a obtener dichos tejidos in vitro.

El gran problema que se plantea la comunidad científica es que la regeneración es un proceso de formación que no está controlado en su totalidad, ¿cómo hacer que crezcan en una dirección determinada?, ¿cómo indicar que tamaño deben de tener?

Seguro que tendremos la respuesta a todas estas preguntas antes de lo que nos imaginamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s